Cómo preparar tu piel para el verano

¡El verano está por llegar! Es la temporada de barbacoas, viajes a la playa, juegos de baloncesto y piel expuesta. Sin dudas estás lista para todo lo que involucra el verano pero ¿estás lista para mostrar más piel?  Si no, usa estos consejos para dejar tu piel lista para salir y disfrutar.

Exfoliar

Elimina la piel seca y opaca del invierno exfoliando. Hay muchas cremas para el cuerpo para microdermoabrasión en el mercado hoy en día y funcionan bien. Solo colócala en una toalla, esponja vegetal o esponha y lava todo tu cueró en la ducha con movimientos circulares. No exfolies más de una vez al día y ten cuidado al exfoliarte para no pasarte. Manten tu rutina de exfoliación todo el verano para mantener tu piel suave y sedosa.

Humecta

Humecta. Cuando lo hayas hecho, humecta un poco más. El invierno le quita a tu piel la humectación natural y debes trabajar para recuperarla. Usa una crema humectante cada vez que sales de la ducha y aplica un humectante liviano, no-comedogénico (que no tapa los poros) algunas veces al día. Elige un humectante con FPS de 15 o más para proteger tu piel mientras la humectas, especialmente si te acabas de exfoliar.

Lidia con el Vello No Deseado

Si ya estás cansada de rasurarte las piernas constantemente para mantenerla sin vello o si eres un hombre avergonzado del vello en la espalda, considera la eliminación laser del vello Brooklyn. Durante este procedimiento indoloro, la luz del laser es dirigida a cada folículo piloso sin dañar el tejido alrededor. La eliminación laser del vello Brooklyn dura más que el rasurarse, reduce drásticamente la cantidad de vello que vuelve a crecer y termina siendo una eliminación laser de vello para muchas personas. Pasa el verano divirtiéndote en lugar de escondiéndote en la ducha con la rasuradora.

Cambia Tu Cuidado de la Piel

El sudor del verano puede hacer que tus poros se sientan más grasos e incómodos. Ajusta tus productos de cuidado de la piel conforme a esto, cambiando a un en guaje facial en espuma para eliminar la suciedad superior y la grasitud. Si tiendes a tener más granos en verano, trata tu rostro, tu espalda y áreas problemáticas con un tónico con ácido acetilsalicílico para que tus poros se mantengan abiertos y libres. Busca limpiadores y humectantes con Vitamina C, vitamina E o té verde que poseen antioxidantes que protegen tu piel contra la contaminación y daño solar.